Etiqueta: SOCIEDAD

ADMIRACIÓN

La Admiración es un sentimiento ante alguna cosa o alguien que consideramos con cualidades extraordinarias.

Imagen de Alexandr Ivanov en Pixabay

La admiración hacia otra persona es un sentimiento social que nos motiva a seguir los pasos de quienes admiramos. Por lo que es un sentimiento que genera superación personal.

Admiramos habilidades, cualidades, competencias y talentos que nos pueden llegar a sorprender y que consideramos fuera de lo común, fenomenales y/o superiores a las nuestras.  

La admiración puede llevarnos a querer aprender más y superarnos. Es un facilitador del aprendizaje a todos los niveles.

Podemos admirar creaciones o entornos naturales:

  • Obras de arte
  • Creaciones de la Naturaleza
  • Formas de vida
  • Libros, lecturas, poesía, teatro…
  • Música, composiciones, instrumentos, orquestas…
  • Creaciones del Ser Humano
  • Etc.

Y a su vez, podemos admirar aspectos o cualidades humanas:

  • Talento
  • Perseverancia
  • Templanza
  • Maestría en algún tipo de arte o habilidad
  • Ecuanimidad
  • Paciencia
  • Serenidad
  • Paz interior
  • Amor incondicional
  • Y un largo etc.

 “Amar es admirar con el corazón; Admirar es amar con la mente”.

Theopile Gautier

ABUSO

El abuso es una experiencia relacionada con la invasión de nuestros propios límites, ya sean físicos, emocionales, psicológicos, económicos, sociales o espirituales. Si experimentamos abuso, generalmente, nos sentimos humillad@s, avergonzad@s, culpables, explotad@s y perjudicad@s.

Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay

Las experiencias de abuso son muy intensas y suelen dejar una herida profunda en la persona que las vive.

Esto suele generar que la persona desarrolle internamente un diálogo duro y abusivo con el/ella mism@. Como nos han tratado determina, en gran medida, como nos tratamos a nosotr@s mism@s.

Lamentablemente, casi todas las personas sufren de algún o diversos tipos de abusos a lo largo de su historia vital.

Recordemos que las personas más vulnerables son:  l@s niñ@s, ancian@s, enferm@s, discpacitad@s, pobres, encarcelad@s, mujeres, emplead@s, otros.

Tipos de Abuso Externo:

  • Abuso físico: Se caracteriza por el uso de la fuerza corporal y/o el uso de armas para dañar, amenazar, dominar y causar desde moretones hasta la muerte. Ejemplos: golpes, patadas, puñetazos, estrangulamiento, daño de propiedad, delincuentes, ladrones, violadores, secuestradores, etc.
  • Abuso emocional y psicológico: Se caracteriza por la violencia verbal emocional y psicológica que daña la autoestima y autopercepción de la otra persona. Ejemplos: humillaciones, críticas, juicios, hostigamientos, uso de insultos, culpabilización de todo, el ser posesiv@ y celos@ en extremo, intimidación, alejamiento de amigos y familia, etc.
  • Abuso de poder y de autoridad: Se caracteriza por el uso inadecuado de la capacidad de influencia para generar un perjuicio ya sea en forma de humillación, intimidación, control, sometimiento, etc. Lo ejerce el poder político, el poder financiero, el poder mediático, el poder legislativo, el poder de autoridades militares, policiales, etc. Ejemplos: la aprobación o derogación de leyes, mal uso de dinero o recursos públicos, inicio o cese de acciones belicosas, mal uso de la autoridad por parte de jefes, profesores, padres, residencias y/o instituciones, etc.
  • Abuso sexual: Se caracteriza por el uso de la fuerza corporal agresiva, el uso de armas, el uso de drogas, el uso de amenazas y/o coacciones para forzar algún tipo de contacto sexual. Ejemplos: manoseos, tocamientos, besos, mordiscos, violación, forzar a la pareja a tener sexo o a tenerlo sin protección, aprovechar que la persona no está en sus plenas facultades y/o consciente de lo que sucede, etc.
  • Abuso financiero: Se caracteriza por el uso de dinero y/o otras medidas económicas para subyugar, amenazar, coartar o controlar a la persona y su economía. Ejemplos: Pareja que controla las cuentas bancarias de otra, dependencia total de la economía de otra persona y que ésta se aproveche de ello para conseguir alguna cosa, etc.
  • Abuso social: Se caracteriza por el dominio y control sobre las relaciones sociales de otra persona. Ejemplo: Parejas controladoras que no permiten el contacto social por celos, etc.
  • Abuso espiritual: Se caracteriza por la manipulación y/o control de la religiosidad de otra persona. Ejemplos: Sectas, personas que quieren controlar las creencias religiosas de otras personas, etc.
  • Otros

Tipos de Abuso Interno hacia nosotr@s mism@s:

  • Abuso emocional y psicológico: Se caracteriza por la violencia verbal interna emocional y psicológica que daña la autoestima y autopercepción de un@ mism@. Ejemplos: humillaciones, críticas, juicios, uso de insultos, culpabilización de todo, alejamiento de amigos y familia, etc.
  • Abuso de comida: Se caracteriza por un consumo desmedido de comida para saciar un vacío interno y/o disminuir ansiedad. Ejemplos: Atracones, castigos a través del consumo de comida ya sea por falta o exceso, etc.
  • Abuso de sustancias y alcohol: Se caracteriza por el uso excesivo que realiza una persona de sustancias, drogas y/o alcohol. Ejemplos: Drogodependientes, alcoholismo, dependencia de sustancias farmacológicas, etc.
  • Abuso físico: Se caracteriza por el uso del dolor y daño físico para aliviar el dolor emocional. Ejemplos: autolesiones, cortes, mutilaciones, golpes, etc.
  • Otros

Si has sufrido uno o varios tipos de este abuso y sientes que no son experiencias que no has podido procesar, consulta con un profesional.

TIPS:

  1. Salir de la relación de abuso, no se puede sanar si nuestro cerebro continúa en supervivencia
  2. Sentir una estabilidad y seguridad
  3. Si es posible, pide apoyo y soporte a tu familia o red social íntima
  4. Trátate como si fueras tu mejor amig@
  5. Pide ayuda profesional, es saludable procesar las experiencias de abuso y aliviar sus consecuencias
  6. Ayúdate de todo aquello que te genere bienestar: Naturaleza, amigos, animales, aromaterapia (utilizar aceites esenciales terapéuticos para el abuso: abeto balsámico, incienso, incienso sagrado, melisa, sándalo y/o ylang ylang), prácticas que favorezcan que el cerebro se regule emocionalmente, tales como respiraciones que promueven la coherencia cardiaca, mindfulness, meditación, visualizaciones, etc.

ABURRIMIENTO

Es un sentimiento común que nos afecta a tod@s en ocasiones. Se caracteriza por una pérdida de interés o motivación para realizar alguna actividad.

Según James Danckert y John Eastwood expertos psicólogos en la materia “Implica un deseo desesperado de hacer algo, pero nada parece encajar”. (artículo de la revista AEON).

El Aburrimiento es un estado emocional que si es leve y transitorio puede llegar a motivarnos y a generar estados de creatividad que nos permitan experimentar fuera de nuestra zona de confort.

Imagen de Piyapong Saydaung en Pixabay 

Actualmente se recomienda permitir, sobre todo a los niñ@s, que se aburran para:

  • descansar de la híper-estimulación de nuestra sociedad
  • favorecer la reflexión o búsqueda de significado
  • favorecer la exploración
  • aprender a esperar
  • otros

Implica un deseo desesperado de hacer algo, pero nada parece encajar«

Sin embargo, el aburrimiento prolongado que se siente inevitable tiene graves consecuencias negativas. El aburrimiento crónico NO es saludable, es más probable:

  • comer en exceso
  • abusar de sustancias y alcohol
  • conducir peligrosamente
  • jugar compulsivamente
  • sufrir de apatía
  • depresión
  • ansiedad

Si sientes aburrimiento crónico consulta con un profesional.

TIPS:

1º Realiza unas cuantas respiraciones profundas, oxigenas tu cerebro

2º Sal a caminar o realiza alguna actividad física

3º Trata de aceptar que estás aburrid@, no te pelees con este estado emocional, no lo juzgues, ni te critiques por sentirte así

4º Reflexiona sobre tus próximas objetivos o metas que quieres alcanzar

5º Socialízate, queda con tus amigos

6º Pasa tiempo en la naturaleza

7º Escribe y recapacita sobre quien eres, quien quieres ser, qué dirección quieres tomar en tu vida, cuáles son tus capacidades, habilidades, aptitudes, límites…

ABRUMAD@

Nos sentimos abrumad@s cuando experimentamos situaciones de la vida que nos superan, nos sobrecogen o nos desbordan. Es un estado emocional de agobio, opresión, angustia, hastío, tedio, asombro o admiración.

Puede abrumarnos lo que sentimos, lo que pensamos y lo que nos decimos al respecto.

Imagen de anncapictures en Pixabay

Podemos sentirnos abrumad@s por:

  • Emociones o sentimientos que se activan ante experiencias que nos recuerdan eventos de nuestra historia vital que han sido dolorosos o traumáticos.
  • Sentirnos presionados por tiempo, plazos de entrega, fechas señaladas, procesos legales, procesos bancarios, etc.                                    
  • Querer hacer “bien” o “perfectas” las cosas
  • Tener muchos problemas complejos a la vez
  • Situaciones adversas y complicadas a nivel familiar, de salud, económicas, de amistad y laborales.
  • Sentir el cuidado o el amor de muchas personas a la vez
  • La belleza de la naturaleza
  • Recibir muy malas noticias
  • Recibir muy buenas noticias

TIPS:

  1. Identificar aquello por lo que te sientes abrumad@
  2. Ponerle palabras a la situación o experiencia y, a ser posible, compartirlas con alguien de confianza
  3. Observar y cuidar el diálogo interno. Cómo te hablas puede aliviar o activar el sentimiento de abrumad@
  4. Valorar si puedes hace algo concreto y específico al respecto de la situación. Por ejemplo, si es un plazo de entrega, planificar el tiempo y tareas para poder cumplir el plazo
  5. Practicar ejercicios de respiración como, por ejemplo, la coherencia cardiaca para regular el sistema nervioso
  6. Practicar deporte
  7. Contacto con la naturaleza
  8. Uso de aceites esenciales terapéuticos para ayudar a relajar el sistema nervioso (lavanda, bergamota, incienso, copaiba, pimienta negra entre otros)
  9. Pedir ayuda si el sentimiento de abrumad@ dura demasiado tiempo

La influencia del Inconsciente

Nuestro comportamiento está asociado a los paquetes de información que efectúa nuestro cerebro para organizar el mundo. Desde nuestra propia imagen y creencias de nosotr@s mism@s, hasta el concepto que tenemos de cualquier aspecto que conforme el mundo, como por ejemplo, las relaciones, el amor, la vida, etc. y nuestro propio autoconcepto o autoestima.

Estos paquetes de información están compuestos por experiencias vividas y la asignación de su significado.

Somos muy poco conscientes de estos paquetes de información. La estructura organizativa de paquetes de información va creciendo y aumentando con las experiencias de vida. Por ejemplo, si de niñ@ recibíamos mensajes tipo eres tont@, eres un desastre, nadie te va a querer, o al contrario, mensajes de amor y protección, eres dign@ de ser amad@, eres valios@ tal y como eres, etc. éstos mensajes quedarán empaquetados en nuestro interior como creencias o guiones de vida. A lo largo de nuestro desarrollo y experiencias vitales iremos confirmando esas creencias a través de nuevas experiencias, por ejemplo, si soy tont@ al suspender un examen, al no saber como hablarle a un chico o chica, mientras quien recibió los mensajes de dignidad y valía inclusive ante los mismos sucesivos puede seguir pensando de sí mism@ que no hay un problema en su interior sino que no estudió lo suficiente o se puso nervios@ ante la persona que le gustaba.

En definitiva, buen parte de la ansiedad sentida en el presente puede tener su origen en una experiencia pasada y en su correspondiente paquete de información. Esto no significa que siempre tenga que ser así, pues en la vida sufrimos ciertos acontecimientos que generan estrés o ansiedad por sí mismos. Ver https://www.inessierrapsicoterapeuta.es/cuando-se-produce-el-estres/

Recursos para ser más Asertivos

Para comprender en toda su complejidad los fenómenos emocionales es fundamental atender tanto a los procesos neurobiológicos que los sustentan como los procesos cognitivos y psicológicos que de ellos emergen.

Disponemos de un sistema fisiológico innato que reacciona involuntariamente ante estímulos emocionales y de otro sistema cognitivo-cortical adquirido que reacciona de una manera social y simbólica.

La autorregulación es una especie de conversación interior continuada (relación intrapersonal), es el componente de la inteligencia emocional que nos libera de la prisión en la que pueden cerrarnos nuestros propios sentimientos.

“Cualquiera puede enfadarse, eso es muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y de la manera correcta, no resulta tan sencillo”. Aristoteles, filósofo, lógico y científico de la Antigua Grecia.

Las personas que entablan este tipo de conversación interior tienen momentos de mal humor e impulsos emocionales como todos, pero encuentran la manera de controlarlos e incluso de canalizarlos de manera útil.

Pueden gestionar sus sentimientos e impulsos creando un entorno de confianza e imparcialidad.

Avanzan con los cambios, se ajusten a los nuevos programas, consiguen no emitir juicios precipitados, buscan información y escuchan a los promotores del cambio.

La auto-gestión emocional fomenta la integridad personal, entendida como un valor y cualidad que da a la persona autoridad para tomar decisiones sobre su comportamiento y la resolución de los problemas relacionados con sus acciones.

“Para conservar el equilibrio, hemos de mantener unidos el interior y el exterior, el visible y el invisible, lo conocido y lo desconocido, lo temporal y lo eterno, lo antiguo y lo nuevo”.

John O’Donohue, poeta, escritor y filósofo.

La respiración abdominal o diafragmática es una herramienta muy eficaz a la hora de autorregularnos.

Una prueba sencilla y rápida para saber si nuestra respiración es diafragmática, consiste en ponerse de pie y colocar una mano sobre el pecho y otra sobre el estómago. Durante un minuto, respira con normalidad. Observa tus manos ¿Cuál de ellas se mueve?

  • Si es la mano que está sobre el estómago, estás realizando una respiración diafragmática.
  • Si es la mano que está sobre el pecho, la respiración es pectoral o superficial, que es menos eficaz y no contribuye a relajarnos.

 

Asertividad – Detectar las situaciones problemáticas

Detectar les situaciones problemáticas.

  • ¿Cuando hemos dicho no cuando queríamos decir sí?
  • ¿Cuando no hemos puesto un límite que nos hubiera gustado poner?
  • Analizar el contexto.

Detectar a las personas con las que no se poner límites, decir no, o ser yo mism@.

  • ¿Hay personas con las que si pongo límites?
  • ¿Quienes?
  • ¿Que es diferente entre estas personas

Detectar que pensamientos y sentimientos vienen en estos momentos.

  • ¿Que nos decimos nosotr@s mism@s? (detectar ideas irracionales si hay).
  • Analizar la intencionalidad del otro.
  • ¿Cuál es mi relación con el otro?
  • ¿Siento que me manipula o siento confianza?
  • ¿Por qué quiere el otro que diga que sí?
  • ¿Hay beneficio para mí?
  • ¿Quiero cumplir la expectativa del otro?

“Es mi responsabilidad apartarme de lo que me daña. Es mi responsabilidad saber que me pasa y saber mi cuota de responsabilidad en los hechos“.

Jorge Bucay, psicodramaturgo, terapeuta gestalt y escritor argentino

Explicar nuestra postura de forma clara, sencilla y directa con una breve explicación del No. Una variante es utilizar la empatía antes de dar nuestra postura. Ejemplos:

  • No, gracias quiero irme a casa
  • Siento que se te haya roto el coche, es una faena, este fin de semana no puedo prestarte el mío, lo  necesito pero gracias por contar conmigo.
  • Delante de insistencias o presiones, podemos dar una parte de la razón al argumento del otro pero manteniéndonos en nuestra postura.  Ejemplo:
  • Es verdad, puede ser una buena oferta pero a mi no me interesa.
  • Si continuara la insistencia repetimos nuestra postura. Ejemplo:
  • Ya llevamos un buen rato con esto, ya te dije que no, no continuemos dándole vueltas.

Cuando estamos sobrepasados o muy ansiosos por la situación, podemos postergar la respuesta. Ejemplo:

  • No puedo confirmarlo ahora, déjame que mire mis compromisos y te digo algo.
  • Cuando hay chantaje emocional o juicios o interpretaciones erróneas en relación a nosotros podemos exponer nuestra negativa aclarando que no tiene nada que ver con lo que emplean como disuasión. Ejemplo:
  • No puedo acompañarte porque tengo que acabar un trabajo, no tiene nada que ver con el amor que siento por ti.

Conductas Asertivas

Conductas asertivas:

  • Rechazar una petición / decir no sin culpabilidad
  • Hacer una petición / solicitar ayuda
  • Solicitar un cambio de conducta que resulta molesta
  • Mostrar desacuerdo
  • Expresar nuestra opinión personal y sentimientos
  • Hacer una crítica constructiva
  • Recibir una crítica
  • Formular un elogio / hacer cumplidos

La asertividad va de dentro a fuera, de construir fortalezas en nuestra persona  (autoestima, autorespeto, autoconfianza), para después exteriorizarlas en una conducta y comunicación que sirva a los demás.

“No tenemos porque asociarnos a personas que no nos hacen bien, y que nos obligan a pensar que no somos bastante buenos, y que, si trabajamos duro y somos mejores, tal vez algún día podamos ser suficientemente dignos. Esta no es la clave… Es hora de decir: Esto me perjudica y tengo que dejarlo”.

Melodie Beattie, periodista y escritora superventas norteamericana.

 

La respuesta Asertiva

La respuesta asertiva se considera como una habilidad de comunicación interpersonal y social. Es una capacidad para transmitir opiniones, posturas, creencias y sentimientos de cada uno sin agredir ni ser agredido.

Si para la persona las opiniones y deseos de los demás prevalecen sobre los propios, la consecuencia es la sumisión que impide que avance el grado de confianza de una relación al no darse a conocer y convertirse así en un absoluto desconocido.

“Mucha gente necesita aprender sus derechos personales, como expresar pensamientos, emociones y creencias de manera directa, honesta y apropiada sin violar los derechos de cualquier otra persona. La esencia de la conducta asertiva puede ser reducida a cuatro patrones específicos:

1.La capacidad de decir «no“

2.La capacitad de pedir favores y hacer requerimientos

3.La capacidad de expresar sentimientos positivos y negativos

4.La capacidad de iniciar, continuar y acabar conversaciones»  

R. Lazarus, Dr. en Psicología en la universidad de Berkeley, pionero en el estudio de la emoción y el estrés en relación a la cognición.

 

La Asertividad – Significado y Comprensión

Esta palabra deriva del latín assertus (afirmación de que alguna cosa es cierta).

Se sitúa en un término medio entre dos conductas polares: pasividad (cualidad de dejarse llevar por los otros, sin preocuparse por sus propios deseos) y agresividad (cualidad de atacar y forzar a los demás a cumplir sus deseos).

La asertividad es definida como la cualidad de las personas que son capaces de afirmar su personalidad y defender sus propias opiniones enfrente de los demás.

“La diferencia básica entre ser asertivo y ser agresivo es la forma en que nuestras palabras y comportamientos afectan a los derechos de los demás”. Sharon Anthony Bower, autora de libros de asertividad.

Es la habilidad de manejarse entre nuestros propios límites personales y los de los otros.

El principio de la conducta asertiva o conducta socialmente hábil es el respeto profundo del Jo, solamente al asentar este respeto, podemos respetar a los demás.

“No hay nada malo en el poder si se usa correctamente… Lo que hace falta es la comprensión de que el poder sin amor es temerario y abusivo, y el amor sin poder es sentimental y anémico”. Martin Luther King, pastor Bautista que defendió los derechos civiles de los afroamericanos y ganó el premio Nobel de la Paz.