«Aprendí que el coraje no es ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo». Nelson Mandela

La experiencia de vivir es en sí misma una aventura grandiosa, pues está llena de cambios, encuentros, incertidumbre, aprendizaje, decisiones, desencuentros, vínculos, conexiones, altibajos emocionales, confusión, duelos, exploración y crecimiento. Nos movilizan nuestras necesidades y deseos, nos empujan al desarrollo. Al nacer somos seres muy vulnerables, dependemos de nutrición, protección, seguridad y sobretodo, mucho amor y aceptación. Nos adentramos en nuestra historia vital llenos de curiosidad y motivación por explorar el mundo. Sin embargo, éste a veces no nos recibe como necesitamos y emerge en nosotr@s la necesidad del control, de convertir la vida en estática, prudente y predecible, pues tememos el dolor que conlleva el proceso de vivir. Las experiencias que vivimos nos ayudan a significar el mundo y a construir creencias, esperanzas, miedos y sombras. El Camino al Bienestar comienza cuando abrazamos en atención plena todas nuestras experiencias y permitimos nos provean del enriquecimiento personal que poseen.

Bienvenido