Embarazo

Fotografía por Daiga Ellaby

Como mujer que ha estado embarazada sé que esta etapa de la vida puede llegar a ser agitada, maravillosa, compleja y un sinfín de adjetivos más. La creación y gestación de una nueva vida conlleva un aumento de las emociones y sentimientos. Esto sumado a la explosión hormonal que sufre nuestro cuerpo puede llegar a ser un coctel difícil de gestionar emocionalmente. Tras mi maternidad ha surgido en mí la motivación de acompañar a las embarazadas y a sus parejas, si lo desean, en este periodo tan especial y delicado.

Cada embarazo es único, y cómo vivimos esta época es totalmente subjetivo. Hay mujeres que padecen fisiológicamente muchos signos del embarazo y les cuesta disfrutarlo. Y es que puede resultar difícil saber «el olor de las nubes» cuando vomitas todo lo que ingieres. Otras, pueden tener altibajos emocionales que alteran sus relaciones, especialmente, las de pareja. Otras, viven la etapa más feliz de su vida. Y otras, no disfrutan en absoluto del embarazo. Y seguro me dejo muchas posibilidades más de cómo vivirlo y experimentarlo. No es posible querer simplificarlo en un par de frases. Ni todo es de color de rosa, como nos venden los anuncios de marketing para que consumamos como loc@s, ni todo es oscuro, sin luz al final del túnel.

Fotografía por John Looy

Lo que está claro es que en nuestro cuerpo se produce una gran transformación, la creación de una nueva vida. Muchos cambios son visibles claramente, pero muchos otros se producen de manera imperceptible a simple vista. Como le sucede a nuestro cerebro y el cambio fisiológico que realiza.

Además de todos estos cambios que afectan a todo nuestro Ser, nuestro contexto familiar también se ve modificado. La llegada de un nuevo miembr@ altera a todo el sistema familiar. No sólo el núcleo de la pareja que se convertirá en un subsistema parental se ve modificado. El resto de miembr@s de la familia de ambas ramas de la pareja, abuel@s, ti@s, prim@s, etc. también tienen sus propias expectativas, valores conscientes e inconscientes que influencian en el desarrollo de todo el sistema familiar.

Por todo esto, podemos sentirnos saturad@s o inclusive desbordad@s emocionalmente. Mi objetivo es facilitaros el aprendizaje, los recursos, herramientas y experiencias necesarias para que podáis sentir una mayor gestión emocional. Una mejora de la compasión hacia vosotr@s mism@s, hacia vuestras parejas y, en especial, hacia vuestros bebés. Y unos conocimientos que favorecen la autoconfianza y la creación de un vínculo afectivo saludable con vuestro bebé.

Aprende más en mi canal de Youtube, sígueme: https://www.youtube.com/channel/UCfSViah_IERQDur9pnKKiXg